Algo fresquito, por favor

Sí, esta semana llego con retraso… pero me he bloqueado, y empecé a escribir sobre el último libro que me había leído, pero he perdido la hoja donde me apuntaba todas mis lecturas y me asqueé; quise escribir sobre uno de mis restaurantes megafavoritos, pero pensé que solo hablar de comida tampoco era plan; me puse a buscar fotos de la época de la universidad para hablaros de lo que significan para mi los amigos que hice (hace 13 años ya!) pero eso, me entretuve con las fotos y se me hizo la hora de volver al presente y preparar la cena…

 

Así que nada, os vengo con un post fresquito, de recetas rápidas y sencillas para calmar los calores.

 

MERIENDA 1:

  • Yogurt griego
  • Semillas de chía
  • Fruta a tu elección

Y tan fácil como dejar las semillas en el yogurt toda la noche en la nevera, y a la hora de la merienda meter tu frutita al gusto. Yo elegí sandía, mango deshidratado y finalmente lo aderecé con un poco de coco rallado.

Fácil, rápido, sencillo y sanote. El caso es ponerte y prepararlo, ¡pero vale la pena!

[Viene a ser más menos lo mismo que la foto de portada, el almuerzo que me preparó mi amigui Esther una mañana; solo que ella en vez de yogurt puso leche de almendras y dejó que la semilla se hinchara por la noche, dejando una textura gelatinosa. Si lo probáis, después echadle condimento, porque sino, es una gelatina un poco cansineta… 😛 ]

 

 

MERIENDA 2:

  • Plátano
  • Fresas congeladas
  • Bebida de avena

Y tan fácil como el otro, meter la fruta en la batidora y ¡al ataque!
No pensaba echarle nada líquido, más que la fruta.. pero se hizo una masa “intriturable”, y le eché un chorrito de bebida de avena. Chapeau!

Merienda rica, fresca y natural. 

 

Las fresas congeladas son de Mercamoñas. Saqué un puñadito a medio día, las dejé en un plato en la nevera, y para la hora de la merienda ya estaban descongeladas. Ahora he probado a congelar fruta natural (melocotón y plátano) en bolsitas individuales, para próximos smoothies. Ya veremos cómo sale y si está bueno una vez se descongele… ¡Os informaré!
Seguramente os lo enseñaré por Instagram Stories antes 😉

 

Hale, que son las 18:30h…. ¡A merendar! 😀

2 Comments

  1. Raquel MS 29 julio, 2017 at 9:14 am

    Pues ahora que hace tanto calor, puedes probar a hacerlo sin descongelar las frutas directas a la batidora. Se te queda como un medio granizado interesante…mmm. Muacks

  2. Natalia 11 noviembre, 2017 at 2:21 pm

    La próxima vez batido mejor que té … JAJAJAJA

Deja un comentario