Hace un año

Mañana hará un año que se abrió la Piruletas a estos mundos…

Un año en el que ha habido muchos movimientos. (Tantos, que hasta cuando llegó el momento de renovar la web, me planteé si dejarlo o no… ¡pero solo he estado un año! Y seguro que en este nuevo que empiezo hoy, os puedo contar muchas cosas… o no :P)

 

Trabajaba en la biblioteca más bonita de Valencia, se acabó y me subí por las paredes; trabajé en un sitio donde sé que no quiero trabajar, pese a que he aprendido muchas cosas, y a conocer a personas que llenan (¡Pastelito, loveU!); altibajos en el terreno personal, y mucha actividad musical, donde un montón de veces he llevado a cabo el dicho “sarna con gusto no pica”♫♪

Este café me aclaró muchas dudas
Este café me aclaró muchas dudas

 

 

 

 

 

 

 

 

Un año… qué rápido ha pasado. He conocido muchos sitios nuevos, personas, tanto para bien como para menos bien, y me he conocido más a mí misma.

 

El yoga ha sido una de esas cosas nuevas desconocidas que no pienso soltar. Junto a la parte musical, que ha ido ligada a mi toda la vida, esta se ha unido para fortalecerme. Y yo, que siempre he creído en el destino, en las casualidades…. No ha podido hacerme más ilusión esta, hoy, 21 de junio es el #DíaInternacionalDelYoga y #DíaDeLaMúsica.

 

(Aquí, así en plan Publicidad Subliminal, os dejo el enlace a nuestro concierto de verano,  https://www.facebook.com/events/228464277907195/ 
¡No os lo perdáis! Por 10€, 2h y pico de música de películas… ¡no hay mejor plan que ese para un sábado y/o domingo por la tarde!)

 

El yoga me ha ayudado a conocerme mejor física, mental y emocionalmente, llegando a tener una vida más equilibrada. Y ahora me diréis que soy una flipada, que es muy friki/repipi esto que acabo de soltar, pero es lo que siento.
La verdad es que, si no lo has probado nunca, no sé a qué esperas… Y si dices que te aburre… aún te queda mucho por conocer (o igual es que la clase te la ha impartido alguien sin ‘chicha ni llimonà’)

Y no me puedo sentir mejor cuando practico yoga… Los miércoles, día que voy a clase, son “mi día”, y todo lo que sucede en él, suena de manera diferente. Por suerte, sumamos que la noche anterior, y la siguiente, tengo ensayo, y… ¡no puede haber mejor combinación! (eso que dicen que la música amansa a las fieras, también es verdad :P)

 

En resumen, que sigo buscando mi camino. Estas dos artes me están ayudando a ello, pero siempre dijeron que los caminos son pedregosos y a veces cuesta llegar a la cima. Siempre se quedarán cosas o personas por el camino, y eso lo hará más duro, pero seguro que se llega a la meta.

 

Sigo pensando en vosotros, los que confiasteis en que os contara cualquier rollo vía lidipiruletas.com, y por vosotros renové la cuenta.

Os prometo, por enésima vez, que os daré contenido.

 

¡Chin, chin!
¡Chin, chin! ¡Por un año más!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Comments

  1. Teresa 22 junio, 2018 at 7:03 am

    Felicidades por tu cumple-blog!
    Y gracias por renovar!
    Gran reflexion

Deja un comentario