Los colores del verano

¡Buenos días!

Como ya os avisé, en vacaciones iba a estar de desconexión a tope, que falta hacía; y a falta de 2 días para volver a la carga, vuelvo por estos lares para hablaros de los colores que han marcado mi verano.
Los que me habéis seguido por facebook o instagram, ya sabréis de qué colores hablo.
Verde y azul. Bonitos, ¿verdad?

 

El azul me acompaña desde pequeña. Me encantaba ese color. Si me compraba camisetas, tenían que ser de color azul. Si tenía que elegir ficha de parchís, tenía que ser la azul. Y como hija del Mediterráneo que soy, pues más azul que el mar, nada.
Luego me hice mayor, y como ya sabéis, el color con el que me identifico es el rojo. Y cuanto más potente, mejor.

 

Este verano he hecho 3 viajes. Con #MrGafs fui a Madrid, viaje meganecesario no solo por cuestiones familiares, sino porque como ya os expliqué aquí, a veces necesito Madrid en vena. Cargo pilas de una manera brutal. Y por suerte, los padres de #MrGafs viven en una urbanización con una explanada verde como ella sola (si no me apetece ir al Retiro porque hace un calor de 40º, pues me asomo por la ventana y a respirar aire puro), ¡y piscina! Vamos, que después de los paseos por Gran Vía, nada mejor que un chapuzón. Así que para mi, Madrid en verano no puede tener mayor encanto.

 

Madrid
Madrid

 

Ya con los 31 a mis espaldas, tocaba viaje con el Orfeó. Estos suelen ser los mejores, porque es un viaje anual, no te vas con tus amigos de siempre, y la manera de desconectar no puede ser mejor. Y ya si le juntas, verde y azul, como el que tiene Asturias… No puede haber viaje mejor.
El norte es el mejor sitio del mundo, y descubres que cada parte de él tiene algo mágico que te atrapa (hasta el Mordor de Santiago-A Coruña :P) y te llena de una manera que crees que ya no vas a encontrar nada mejor.
Hace unos años #MrGafs y yo fuimos a Cantabria y me marcó; un básico: sus colores. Pues Asturias, vecina de Cantabria, más de lo mismo. Una delicia para todos los sentidos: visuales, auditivos y ¡del gusto! (Sisí, os reiréis; pero…. ¿de qué color es la fruta con la que se hace la sidra? Ahá!)

 

Cudillero
Cudillero

 

 

Y por último, para rematar las vacas (nunca mejor dicho jurjur), los pollitos con sus papás, nos fuimos a Navarra. Y ole. Más verde, más mar, y más relax.

 

Zugarramurdi
Zugarramurdi

 

De los viajes os haré entrada a parte, para contaros los alojamientos, sitios para comer o qué ver en cada pueblito.

 

Y sí, os voy a dejar el significado de estos dos colores, para que veáis lo perfectos que son para el verano 🙂

 

VERDE:
– Afín a la naturaleza, y nos conecta con ella. De la misma manera, nos hace empatizar con los demás.
– Crea un sentimiento de confort y relajación, de calma y paz interior; nos hace sentir equilibrados interiormente.
– Es el color más tranquilo y sedante.

AZUL:
– Es un color fresco y tranquilizante, asociado a la mente.
– Nos hace sentir tranquilos y protegidos de los alborotos del día.
– Ayuda a controlar la mente y a tener claras las ideas.
– Expresa armonía, amistad, fidelidad, serenidad.

 

Buscando el significado de los colores, he visto la relación con los signos del zodiaco y ¡pues que van a tener razón! (A mi me atrae mucho la “creencia” del zodiaco, qué representa tu signo, el color que se te asocia, el significado de tu nombre… Todas esas “chorradas”, me molan mucho, porque cada vez que leo significados, más reflejada me veo)

Otro día os cuento qué significo 😉

1 Comment

  1. Natalia 11 noviembre, 2017 at 2:23 pm

    Azul azul azulllll iba vestida de azull!!! ( TE recomiendo AZUL de Rocío Jurado JAJAJAJAJAMUHAHA )

Deja un comentario