Vamos a la playa calienta el sol♫

Buenos y calurosos días!
A raíz del post de las bandas antirozaduras, varias me dijisteis que conocíais a gente que no salía a la calle en verano si no era tapada “hasta el cuello”, y obviamente, no iba a la playa.

 

¡Pero vamos a ver!
Complejos tenemos todas (sí, voy a hablar de A’s, porque no soy hombre y no sé lo que sienten, aunque viendo los que tengo a mi alrededor, también piensan igual “mira ese qué músculos”, “no me gusta mi barriga”, … Pero al final, cuando van a la playa se les olvida lo mal que se sienten y disfrutan, viven su ratito de placer acuático, y a casa).
Lo que decía, que complejos hay muchos, desde el básico “Me rozan los muslos” al “ni de coña me pongo el bikini del año pasado porque tengo tripa” o “fíjate cuantas pecas tengo.. ¿No podría tener una piel “normal”?”.

El caso, que para todo hay solución, pero hay que querer. Nadie está a gusto con lo que tiene, pero o lo tomas, o te quemas (y no por el sol) y no disfrutas.

 

Primero, si no te gusta lo que ves en el espejo, busca soluciones, no más quejas, porque al final lo que conseguirás es coger más manía a tu cuerpo y a no querer hacer nada ni que nadie lo vea, y por ende, no disfrutarás de la vida.

Y segundo, ¿crees que es más lo que tú ves en el espejo o lo que piensen los demás cuando te vean? A veces no te das cuenta que al resto se la repampinfla como vayas, y tú le das más importancia de la que tiene.
Con el tema de las pecas, si te quejas que te salen muchas en verano, piensa que otras mujeres se las pintan porque les hace más coquetas… ¡Todo tiene su parte positiva!

 

Yo hasta hace un par de años iba a la playa con bikini, pero siempre con miedito por “¿cómo me mirarán los que se pongan en la toalla de al lado?”; Soy muy figuis, y realmente cada uno va a su bola. Te mirarán, como miras tú cuando vas, pero ¿a que no te pones a juzgar a diestro y siniestro?

La cuestión, que llevo 2 años que para sentirme mejor, y evitar todas esas milongas, me compré bañador. ¡Oh qué lujo, señores! Vas “encorsetada”, no te marca nada, te tapa lo que  no quieres que vean y lo mejor, ¡gastas menos crema solar! 😛
Porque esa es otra, si luego no me voy a poner tops cortitos ni nada donde tenga que enseñar el ombligo, ¿a santo de qué tengo que exhibir en la playa mis carnes blancas? 😀

Efecto piernas largas 😀

 

 

En resumen, que tu cuerpo es bello si tú te ves bien. Al mundo le da igual lo que lleves, porque si a ti te ven feliz, ¿qué más les da? Porque veamos, tu familia y amigos, si así son, te aceptarán con tus chichas de más, tus estrías y todas las pecas de más que tengas… y si se ríen de ti, o te insinúan que te pongas mejor un bañador (una cosa es que tú elijas eso, y otra que te lo impongan), mejor cambia de amistades.
Porque chatines, tener gente tóxica al lado no es necesario, bastante lo somos nosotros a veces con nosotros mismos, como para tener a gente que te contamine más…

 

A parte, que se me olvidaba, y volviendo al tema principal… Perderte la playa por tener complejos, ¡es de lo peor! Y más con los beneficios que tiene: tomar el sol de forma natural (eso sí, ponte crema a tope), arena como exfoliante natural (tus pies lo agradecerán), y el agua del mar que cura y deja la piel radiante. A parte del relax que produce escuchar las olas del mar… 

Ommmm

 

Y siempre es un buen plan para ir acompañada, ya sea de amigos, o de una buena cerveza con la que combatir el calor 😉

Una buena aliada

 

 

Yo cuando exista el teletransportador iré más, lo prometo. De momento, veces contadas, porque solo de pensar en preparar el bolso… ¡perezón! No quiero imaginar si algún día tengo niños… ¡se irán a la playa con su padre!xD 

 

Y con esto mi briconsejo del día ☺

 

Eso sí, cuando vayas a la playa, por mucho bañador que lleves, piensa que aún quedan partes de tu cuerpo expuestas al sol…. Ponte mucha crema solar y que no te pase como a mi 😀

 

Deja un comentario